Comentarios Medicos

Cuando una mujer decide abortar entran a jugar diferentes factores entre los que tenemos: lo legal, lo moral, el qué dirán, la familia, lo económico, pero lo más importante de todos los factores una vez se ha tomado la decisión de abortar es el factor médico, sin embargo alguna personas pretenden ignorarlo sin saber que con esto se está poniendo en riesgo lo más preciado que tiene una persona, me refiero a la salud o incluso a la vida misma de la mujer.

Las centrales de urgencias obstétricas se ven asediadas cada día más por pacientes que deciden abortar por su propia cuenta utilizando métodos caseros o pastillas para abortar como el cytotec. No entiendo como en este proceso tan determinante para las personas se quiere sacar del contexto los conceptos y criterios médicos, si de lo que se trata es de defender la vida y la salud de una mujer que quiere abortar; si es por economía están muy equivocados porque a la larga es demasiado el dinero que se gasta en los procesos de hospitalización y cirugías por posibles complicaciones, si es por discreción, a la hora de una complicación la discreción se pierde por completo, ya que generalmente la recuperación intra hospitalaria demanda grandes periodos de tiempo en el que se pierde por completo el factor privacidad.

Existen tratamientos a los que se les debe tomar en serio, y la interrupción de un embarazo es uno de esos pues las secuelas que se desprenden de una mala práctica pueden ser bastante dolorosas y en ocasiones hasta mortales.

M.D. Cristóbal Abellaneda

Es muy importante que una paciente antes de la realización de cualquier proceso abortivo identifique cuales son los factores de riesgo por medio de la práctica de exámenes complementarios, dos de esos exámenes son el TPT y el TP estos son exámenes de sangre que tienen como objetivo medir el tiempo que tarda la porción liquida de la sangre en coagularse, pueden significar la diferencia entre la vida y la muerte ya que nos brinda la suficiente información para tomar las medidas pertinentes en caso de presentarse un accidente hemorrágico. Todo lo anterior es una de las causas por las cuales no recomendamos la automedicación y mucho menos para un proceso tan delicado como un aborto.

Saludos

M.D. Carlos Andrés Moreno


El estado nutricional, problemas anémicos, la edad gestacional, periodos intergenésico, embarazo molar, antecedentes de EPI (enfermedad pélvica inflamatoria), ectópicos cervicales; son algunos datos clínicos que debemos tener en cuenta antes de que una mujer se someta a una interrupción voluntaria del embarazo. Todo lo anterior no es capricho médico, por el contrario es lo elemental que se debe saber para evitar poner en riesgo la vida de la mujer.

Algunas personas e instituciones han querido desconocer los criterios médicos a la hora promocionar métodos abortivos “caseros” pero la verdad inconsciente o conscientemente están exponiendo a las mujeres a un gran peligro de muerte. No se trata de que una mujer no ejerza sus derechos sexuales y reproductivos, se trata de que los ejerza pero sin poner su vida en riesgo.

Lo ideal sería que el estado se preocupe por este problema de salud pública, no permitiendo la cesura o discriminación hacia aquellas mujeres que no ven la posibilidad de enfrentarse a una maternidad, pero que tampoco quieren renunciar a su vida sexual, pero esta preocupación debe ir más allá de la simple promulgación de leyes, también debe estar orientada hacia la educación, la prevención, y la creación de centros especializados donde puedan las mujeres acudir a solicitar sus interrupciones sin trabas burocráticas pero sobretodo sin censuras.

Lo curioso del aborto en países latino americanos es que está saliendo peor el remedio que la enfermedad pues son demasiadas las complicaciones que llegan a los hospitales por culpa del Cytotec para abortar.

María Victoria Agudelo.
M.D. Ginecóloga

 

Anuncios