Hay que sincerar de una vez por todas el uso de Misoprostol

El doctor Poblete defiende el uso del fármaco a nivel intrahospitalario, pero advierte que si “hay gente que lo está usando mal, entonces, que lo empiecen a usar bien (…). Hay que sincerar que se está usando y poner los límites”. Sin saber que se trataba de un caso atendido por el doctor Víctor Valverde y en la Clínica Alemana, Poblete revisó el informe y el video de la ecografía con la que su colega decidió inducir un parto con Misoprostol, sin que el suministro del fármaco quedara registrado en la ficha médica. Su opinión es que, a partir de esos exámenes, no queda demostrada la urgencia de inducir el parto y de usar el medicamento.

El doctor José Andrés Poblete Lizana es médico cirujano de la Universidad Católica de Chile (1991), en la que también se especializó en Obstetricia y Ginecología. Realizó estudios en Medicina Materno-Fetal en la Universidad de Milán, Italia (2000). De su dilatada experiencia hablan sus ocho libros sobre su especialidad (algunos en coautoría) y sus artículos publicados en revistas extranjeras y nacionales, la mayoría ISI. Actualmente es jefe de la Unidad de Medicina Materno-Fetal del Departamento de Obstetricia y Ginecología del Hospital de la Universidad Católica.

Llegamos a su consulta para que nos diera una opinión autorizada del diagnóstico –mostrándole también el video correspondiente- que el doctor Víctor Valverde escribió sobre la ecografía que le hizo a su paciente Patricia Gómez, el 27 de noviembre, a las 09:30, y en el que se lee: “Placenta alta ubicada en la pared posterior del útero. Grado III de Grannum. Liquido amniótico se observa oligoamnios moderado. Inserción central del cordón umbilical” (LINK). Con ese diagnótico, Valverde fundamentó frente a su paciente la necesidad de inducirle el parto, para lo cual usó Misoprostol (CYTOTEC).

Para que todo fuera más transparente y objetivo, al doctor Poblete le omitimos dos datos: el nombre del médico y el de la Clínica Alemana, establecimiento donde Valverde suministró Misoprostol (CYTOTEC) a Patricia Gómez, sin dejar registro en la ficha clínica. La aplicación tuvo efectos nefastos  en su paciente (Ver reportaje “Mal uso de fármaco abortivo en la Clínica Alemana provoca salida de uno de sus ginecólogos más reputados”).

Desde un principio el consumo de Misoprostol (CYTOTEC) ha estado rodeado de polémica en la comunidad médica chilena debido a su uso como agente abortivo. Al punto tal, que las farmacias debieron suprimir su venta, incluso con receta médica. En la actualidad el ISP no permite su uso más que para tratamientos de úlcera gástrica (un gastro-protector que evita la aparición de úlceras en relación a tratamientos con antiinflamatorios no esteroideos). No obstante, en todos los establecimientos hospitalarios se usa en el campo de la obstetricia, pero sujeto a un protocolo que busca impedir que se utilice para abortos provocados.

A pesar de ello, su venta no está fiscalizada ni penalizada en Chile. No así su uso. Con una simple búsqueda por Internet cualquiera puede acceder a decenas de ofertas del fármaco a precios que fluctúan entre los $50 mil y $160 mil. Un problema adicional es que muchos de esos fármacos a la venta en el mercado clandestino son falsificados. No hay garantías de sus componentes ni de su calidad.

-¿Qué efectos provoca en una mujer el suministro de Misotrol (Misoprostol), un fármaco sintético?
La prostaglandina está involucrada en el mecanismo que produce dos cosas: contracciones y modificaciones cervicales. Lo que cambia es la dosis. En los países donde está regularizado el aborto, se utiliza en los hospitales para inducción de aborto en un protocolo determinado. Y para ello se utiliza fundamentalmente la prostaglandina F2 Alfa. La sintética se llama Misotrol, que es una prostaglandina E, que tiene el mismo efecto, y que es más estable en el ambiente. Los otros son gel, entonces necesitan cadena de frío, son mucho más engorrosos.

El tema es aquí sincerar su uso. Actualmente se usa intrahospitalario, existe evidencia científica que demuestra que es beneficioso, hay gente que lo está usando mal, entonces, que lo empiecen a usar bien. Yo creo que si a raíz de este problema suyo, el Ministerio de Salud decidiera suspender su uso, sería un retroceso.

-¿Provoca efectos colaterales?
Sí, efectos sobre el útero, y por eso uno parte con pequeñas dosis, porque uno no sabe cómo va a reaccionar el útero. Y en intervalo: póngase dosis de 25 a 50 mcg. y en seis horas reevalúe si le vuelve a poner una dosis. Cómo se revalúa: con el tacto vaginal. El tema es que las contracciones deben ser no tan seguidas. Imagínese que usted está en la piscina y yo le hago una “china”, y luego lo suelto y usted se recupera; pero si entre “china” y “china” no le doy tiempo, usted ya no se recupera. Eso es lo que le pasa a la guagüita. Por eso el Misoprostol tiene que ser de uso intrahospitalario. Porque yo debo estar monitoreando a la guagua cómo responde ya que le estoy interrumpiendo el flujo placentario. La polisistolía, que es tener más de seis contracciones en un minuto, es algo que puede producir a las guaguas un deterioro de la unidad feto placentaria. Qué quiere decir eso en español: que la guagua puede ver interrumpida la cantidad de oxigeno que tiene, porque la estás sometiendo a este estrés con intervalos muy cortos de recuperación.

Leer mas : 

Fuente: http://ciperchile.cl/2013/03/04/%E2%80%9Chay-que-sincerar-de-una-vez-por-todas-el-uso-de-misoprostol%E2%80%9D/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s