Misoprostol y las experiencias de mujeres con aborto

En diciembre de 2012 la revista Reproductive Health publicó un artículo de la socióloga argentina Nina Zamberlin, que en forma de revisión narrativa recopila los resultados de los principales estudios que se han llevado a cabo en los últimos años en latinoamerica, con respecto al uso de misoprostol como método abortivo, en asociación con otras variables que tienen una influencia trascendental sobre las mujeres y su salud reproductiva.

Aquí presentamos un resumen con los puntos más relevantes.

Introducción

A nivel global, sólo el 28% de los países permiten el aborto voluntario, la mayoría de ellos pertenecientes al mundo desarrollado. El aborto inseguro y la mortalidad asociada son mayores en aquellos países donde se encuentra restringido.

En América Latina, el 95% de los 4,4 millones de abortos son inseguros. Sólo Cuba, Ciudad de México (DF), Uruguay y algunas islas del Caribe tienen legislación liberal respecto del aborto.

Más allá de las restricciones legales, el aborto se practica ampliamente, dado que ante un embarazo no deseado, muchas mujeres buscan interrumpirlo independientemente de su legalidad. La seguridad de un procedimiento clandestino depende de las condiciones en las que se realiza, lo cual está determinado principalmente por el statussocioeconómico de la mujer. Las mujeres que no pueden pagar abortos clandestinos seguros muchas veces recurren a métodos riesgosos como la inserción de cuerpos extraños, el consumo de sustancias tóxicas o procedimientos realizados por personal no calificado. Las creencias sociales y culturales contra el aborto, la estigmatización y el miedo al maltrato o a represalias legales constituyen barreras para el aborto seguro que hacen que las mujeres utilicen métodos inseguros o retrasen la consulta por complicaciones.

El aborto médico (AM) se define como la utilización de una o dos drogas para terminar el embarazo. El régimen más efectivo recomendado combina mifepristona y misoprostol. Cuando la mifepristona no está disponible, se utiliza misoprostol solo.

El AM en el primer trimestre es un procedimiento seguro y efectivo. Hasta las 9 semanas de embarazo el régimen combinado tiene una efectividad del 98% y el misoprostol solo entre el 75 y el 90%.

El aborto médico se ha incorporado ampliamente en los contextos donde el aborto es legal por ser una estrategia efectiva, segura, de bajo costo y no invasiva. En América Latina las mujeres han utilizado el misprostol para auto-inducirse el aborto por más de dos décadas. A medida que se difundió su uso fue desplazando otros métodos más riesgosos.

En tanto la mifepristona difícilmente esté disponible en países con legislación restrictiva frente al aborto, el misoprostol se encuentra disponible en la mayoría de los países de Latinoamérica. En muchos de los países está aprobado para el tratamiento de las úlceras gástricas y en algunos para uso obstétrico. Ha estado disponible en farmacias desde fines de los 80’, las cuales lo dispensan habitualmente a pesar de que las regulaciones en la mayoría de los países estipulan la venta bajo receta.

En algunos países de Latinoamérica se han implementado políticas de reducción de riesgos y daños. Basándose en el derecho a la salud, autonomía, confidencialidad e información, profesionales de la salud proveen consejerías pre aborto a aquellas mujeres determinadas a realizarlo, que incluyen información sobre como autoinducir un aborto con medicamentos. La medicación no se provee ya que sería ilegal y la mujer la debe obtener por sus propios medios. Esta estrategia ha demostrado ser efectiva para disminuir la mortalidad materna por aborto.

La evidencia demuestra que en aquellos países donde el aborto es ilegal, el uso extendido del AM sobre otros métodos incrementó la seguridad del aborto autoinducido y redujo las complicaciones asociadas al aborto inseguro. Debe considerarse que la eficacia y seguridad del AM están estrechamente ligadas a su uso adecuado (en términos de dosificación y edad gestacional) y a la disponibilidad de servicios de cuidados post aborto de calidad.

Conocimiento e información sobre aborto médico

La autora menciona que las mujeres usualmente toman conocimiento sobre el AM cuando tienen un embarazo no deseado. La información previa es escasa y superficial, generalmente limitada a la existencia de “pastillas abortivas” que a veces se cofunden con la anticoncepción de emergencia.

Frente a un embarazo no deseado las mujeres comienzan a buscar soluciones que pueden eventualmente llevar a un AM. Muchas toman conocimiento del AM luego de haber intentado otros métodos supuestamente abortivos (como infusiones con hierbas y hormonas inyectables) sin resultados. La clandestinidad implica que la información sobre AM no se encuentre públicamente disponible y que fluya a través de canales informales.

La información sobre AM se transmite principalmente en forma oral por lo que es muy diversa y fragmentada, particularmente cuando viene de la población general. Sin embargo, los farmacéuticos y otros profesionales de la salud también brindan información muy heterogénea que a veces difiere significativamente de los estándares científicos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s