Cytotec: Un fármaco letal

El misoprostol es un fármaco que ha sido aprobado  por la Administración Federal de Fármacos y Alimentos (Food and Drug Administración/FDA) del gobierno de  los Estados Unidos de América, para la prevención de las úlceras gástricas inducidas por el uso de la droga NSAID; cuyas siglas en inglés significan “non-steroidal anti-inflammatory drug”. Esto es, una droga anti-inflamatoria que no tiene esteroides.

El misoprostol fue desarrollado y distribuído por la compañía fabricante estadounidense GD Searle y Compañía bajo el nombre Cytotec. GD Searle era parte de la Corporación Pharmacia que fue comprada por la compañía Pfizer en el 2003. En aquel momento, el nombre de GD Searle le fue retirado. Cytotec es distribuída para ayudar a prevenir úlceras gástricas en aquellos pacientes que requieren un alto y continuo uso del fármaco NSAID (como son las aspirinas, el ibuprofen, el naproxen, y otros), y como parte de un régimen médico, tal como para pacientes con artritis. En términos químicos, el Cytotec es una prostaglandina sintética. Este fármaco estimula la secreción de la mucosa protectora que cubre el tracto gastrointestinal y aumenta el flujo de la sangre mucosa, lo que aumenta la cantidad de mucosidad. Reduce el aumento de ácido segregado por el estómago y así protege la membrana estomacal. En fin, ayuda a reducir el riesgo de úlceras estomacales.

El efecto adverso del uso de este fármaco – en una tableta de 200 microgramos cuatro veces al día por la boca – más comúnmente reportado es la diarrea. Los otros efectos adversos que más se reportan son dolor abdominal, náusea, flatulencia, dolor de cabeza, acidez estomacal vómito y estreñimiento. 

Otro efecto adverso causado por este fármaco es que produce vigorosas contracciones uterinas. Se usa para inducir el parto y también como abortifaciente. El parto es inducido cuando se ocasionan contracciones uterinas y la maduración de la cervix. Sin embargo, esta droga no ha sido aprobada para inducir el parto. No obstante, se han encontrado formas genéricas de misoprostol  que se distribuyen con licencia en Egipto, Brasil, Francia y Taiwán. Se anticipa que ello pronto también será posible en el Reino Unido. El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos promueve el misoprostol (Cytotec) para inducir el parto. Algunas agencias de gobierno están en espera de recibir más información en cuanto a su uso seguro, incluyendo organizaciones de obstetras en Inglaterra, Canadá y Escandinavia.

El Cytotec es un fármaco para el supuesto uso de abortos “médicos.”  Es parte de una lista de “fármacos esenciales” de la Organización Mundial de la Salud junto con el mifepristone, conocido como la píldora RU486.  Esta píldora RU486 es un esteroide artificial muy fuerte que bloquea la acción de la progesterona, que es la hormona responsable de mantener el ambiente de nutrición y protección uterina que el bebé necesita en los primeras etapas de la gestación. La sola acción de la píldora RU486 no siempre mata al bebé ni causa que se le expulse. La prostaglandina es generalmente usada para causar las fuertes contracciones uterinas, que son las que expulsan al bebé ya muerto. Luego de que la mifepristone  es tomada oralmente, se administra el Cytotec dentro de las próximas 24 a 72 horas, lo que resulta en la expulsión del bebé y de la placenta. Se ha visto que, en casos judiciales sobre este asunto, se presenta evidencia relacionada con el uso de la Cytotec como prostaglandina en conjunto con la píldora RU486.

El Cytotec es también usado como un abortifaciente y para la dilatación de la cervix como parte de un aborto quirúrgico. Los efectos adversos del uso único del Cytotec son generalmente mucho más severos que en los casos de un régimen combinado.  El Cytotec se usa para abortos auto-inducidos en Brasil. Los medios de comunicación, los farmacéuticos, los médicos, las mujeres y los fabricantes promueven su uso como medio para inducir un aborto.  y Dentro de los grupos emigrantes pobres también se ha observado su uso para auto-inducir el aborto. En Chile, esta droga se puede adquirir por la red cibernética.

Existe preocupación por el uso del Cytotec como medio para inducir el parto o el aborto. Hay serios efectos adversos que incluyen muertes maternas, muertes fetales, sobre-estimulación uterina, ruptura uterina, perforación uterina, debido a este uso de la droga no autorizada. Una alta dosis de esta droga puede causar ruptura uterina, especialmente en aquellas mujeres que han experimentado partos por cesárea. También puede afectar el abastecimiento de sangre del bebé, especialmente si las contracciones son muy frecuentes. En los casos que el uso de la droga no induce el aborto deseado, y el embarazo continúa, se han reportado graves malformaciones cerebrales, y aún otras malformaciones. En ocasiones se ha reportado la muerte del bebé al momento del parto.  y  Otros han reportado anomalías en los nervios del cráneo, microencefalía, desarrollo mental y motor atrasado, hidroencefalía y la anomalía del Mobius.  y En una revista de medicina se publicó que los investigadores en la salud informaron que las madres que tomaron el Cytotec para intentar inducir un aborto, informan sobre el estado de los bebés que sobrevivieron: “Las más dramáticas manifestaciones comunes entre estos bebés eran retraso mental, huesos subdesarrollados, deformaciones en los pies, rigidez muscular, movimiento lento en las piernas, hipoplasia o atrofía en los músculos de los miembros del cuerpo, y ausencia de reflejos en los tendones.”

La compañía fabricante Pfizer señala que Cytotec está contraindicada para las mujeres embarazadas porque puede causar abortos. También señala que no está permitido su uso para inducir el parto o el aborto. Aparte de los riesgos agudos conocidos y desconocidos para la madre y el bebé, aún no se tiene información completa sobre el posterior crecimiento, desarrollo y maduración del bebé, cuando el Cytotec es usado para inducir el parto o la maduración cervical.

Se sabe que GD Searle, la compañía fabricante de la píldora anticonceptiva durante la década de 1950, obtuvo un ingreso neto de $24 millones en 1964. Es obvio que debido a la presente venta y uso masivo de Cytotec como un abortifaciente, Searle (que ahora es Pfizer) posiblemente está obteniendo un ingreso mucho más grande en los países de América Latina donde el aborto no está permitido por la ley.

Nota: El autor de este artículo es el Dr. Felipe Vizcarrondo, pediatra y cardiólogo de Puerto Rico que al presente reside en el Estado de Florida, Estados Unidos de América. El Dr. Vizcarrondo preparó este artículo exclusivo para Vida Humana Internacionalhttp://www.vidahumana.org en septiembre del 2007.

 

Fuente del articulo: http://vidahumana.org/sida/item/269-cytotec-un-fármaco-letal

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s